Jaimillo el mandadero. Autor: Oscar Contreras Montoya

Nuestro amigo Jaimillo era el mandadero de la casa; sin embargo, disfrutaba mucho ayudar con los encargos. Iba muy contento a la pulpería a comprar leche, huevos, sal y azúcar; a la panadería a comprar pan y a la carnicería a comprar carne. Y también, como era un gran enamorado, de vez en cuando se daba su vueltilla por la floristería, pues suspiraba por la hija de la dueña, una güila muy linda, pero también terriblemente antipática, llamada Teresita.

Jaimillo tenía una hermana mayor llamada Jacinta y una hermana menor llamada Sinforosa. Jacinta, quien era muy trabajadora y esforzada, a diario necesitaba pedirle a Jaimillo que le ayudara con los mandados.

Por su parte, Sinforosa, la hermana menor, quien era una gran vagabunda, se burlaba todo el tiempo del pobre Jaimillo, pues este nunca paraba en la casa por hacer de mandadero.

Para conocer el resto de este bello cuento, te invitamos a adquirir nuestro libro «Cuentos Para Chiquitines». Escríbenos a info@parachiquitines.com o envíanos un mensaje por WhatsApp al 8310-6945. Código 506 de Costa Rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.