Jaimillo y el zapato volador. Autor: Oscar Contreras Montoya.

Resulta que cuando Jaimillo tenía diez años, le dio por ir a menudo al patio de la escuela a patear bola con sus compañeros. Pero era tan, pero tan malo para mejenguear, que pasaba más tiempo en el suelo que la propia bola.

Siempre se las ingeniaba para que lo escogieran en uno de los dos equipos antes del partido y aunque era el último que escogían, a Jaimillo eso no lo hacía sentir mal; al contrario, lo hacía llenarse más de energía y entusiasmo, sobre todo, porque en las gradas del patio siempre estaban las chiquillas de la escuela viendo las mejengas.

Y Jaimillo no jugaba para que lo viera cualquier chiquilla, ¡No señor! Era para que lo viera Anita la de quinto.

Para conocer el resto de este bello cuento, te invitamos a adquirir nuestro libro «Cuentos Para Chiquitines». Escríbenos a info@parachiquitines.com o envíanos un mensaje por WhatsApp al 8310-6945. Código 506 de Costa Rica.



Red Internacional de Cuentacuentos
Red Internacional de Cuentacuentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.