La navidad de Chechulina. Autora: María Alicia Esain.

perroguirnaldaEn Laguna de Ahícerca vive la familia Superlío. Son divertidos y les encanta reunirse para festejar. Navidad llega y Chechulina Superlío se muestra preocupada… ¡Falta armar el arbolito! Teme que cuando vengan los abuelos, aún no esté listo.

 Le consultará a mamá. La encuentra en la cocina…Olores muy ricos salen de allí, pero tiempo para colaborar con Chechulina Superlío, todavía, nada… ¿Si le pide  a papá?

-Cuando termine de regar el jardín, te ayudaré- dice papá.

Chechulina Superlío  va en búsqueda de Gabito Picardía. Él ordena sus herramientas y tiene mucho trabajo que hacer. No puede dejar asunto tan importante.

 Cuando telefonea a Berniborila, éste le avisa que es imposible ir hasta allí: sus vaquitas paseanderas han cruzado el arroyo. Debe traerlas de regreso a casa.

 Llamará a Vittorino Remolino. Lo hace y tampoco tiene suerte. Vittorino, anda dando vueltas y vueltas por el mundo, siempre en su bicicleta mágica.

 Decidida a llevar adelante su idea, Chechulina Superlío pone manos a la obra. Busca en el armario los globos de colores, las guirnaldas y el pino del año pasado.

En ese momento, llega Juanito Risa, dispuesto a ayudarla. También Perro Poroto. En una caja están los globos, en otra, las guirnaldas… ¡El pino no aparece!

 Chechulina no se desespera. Con el auxilio de Juanito Risa, le coloca a Perro Poroto la guirnalda de muérdago con moño rojo. Le sujeta también unas ramas secas. De ellas, cuelga los globos de colores…

 Un perropino navideño, novedoso y espectacular, queda listo. Los Superlío de Laguna de Ahícerca festejan la ocurrencia… ¡Qué Navidad tan divertida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.