Zoilo del Pino. Autora: María Alicia Esain.

Zoilo del Pino era un zorzal que vivía debajo de una Santa Rita, al lado de un pino frondoso. Había quedado triste y mudo ¿Qué había pasado? Nadie podía explicarlo, pero el zorzal no cantaba más hacía ya rato.

Sus compañeros del jardín, los demás pajaritos, extrañaban sus melodías y se preguntaban unos a otros:-¿Qué le ha pasado a Zorzalito del Pino?

Sólo la bruja Rezongo conocía el secreto. Como a ella no le gustaban las flores, las mariposas y mucho menos el canto del zorzal, a Zoilo le había hecho un conjuro. Le bastó con presentarle un gusanito dorado y el zorzal se lo devoró…y se hechizó.

Nunca más cantó a las ocho y doce minutos, así la bruja pudo dormir hasta las tres de la tarde, como le gustaba. Mientras todos alegraban el día, ella sólo salía de noche a asustar niños y a buscar yuyos para cocinar sus brebajes de miedo.

-¡Hummm, qué rico gusanito!-había dicho el pobre Zoilo antes de callar para siempre. Ni siquiera pudo despedir a su novia, Zoraida Zorzalina, que debió irse porque no podían cantar juntos…Solito se quedó Zoilo, callado debajo de la Santa Rita al lado del pino.

Pasaron muchos días de sol. Su calor era el único consuelo para el zorzal…Una tarde nublada y gris, llegó el Hada de los Pájaros. Ella vivía en un castillo de espuma. Zoraida Zorzalina la había llamado y los cabecitas negras le habían señalado el camino. Con sólo ver los ojos del zorzal, el Hada supo de su tragedia.

-¡Ah, esa bruja Rezongo! ¡¡¡Yo le voy a dar!!!- movió su varita de rama de duraznero y tocó con sus flores mágicas al pajarito…llovieron pétalos rosados sobre él mientras decía:

-¡ZUM-ZONGO, fuera hechizo de Rezongo!

¡ZUM-ZACAZAL, que cante el zorzal!

Zoilo volvió a cantar. Lo hizo mejor que nunca. Sobre todo con Zoraida. El Hada de los Pájaros regresó a su castillo de espuma acompañada por los cabecitas negras. Antes, con su varita, hizo unos movimientos hacia donde vivía la bruja. Ordenó que estuviese ocupada en practicar música de chacareras ¿Y qué hizo Rezongo?¡Se quedó tocando el bombo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.