Los niños y el mundo de la literatura

estimula-lectura-01Nunca es demasiado temprano para exponer a los niños al mundo de la literatura. Desde el momento en que nacen, los niños pueden empezar a identificar y reconocer letras y números. Hay muchos libros disponibles para bebés con los que ellos pueden jugar, tocar y experimentar usando todos sus sentidos. Esto es especialmente importante porque los niños empiezan a aprender que la literatura es accesible a medida que ellos van desarrollando sus sentidos.

Tener un ambiente rico en letras es una manera de desarrollar la alfabetización de sus niños. Mientras usted camina o conduce, llamar la atención de los niños a los carteles en la calle, a las letras y a los números ayuda a que los niños empiecen a reconocer las palabras. Rotular los objetos de la casa también ayuda. Los padres también deberían recordar que los niños aprenden si hay una sensación de juego o de diversión agregada.

Use todos los sentidos de un niño para estimular su interés en la alfabetización. Copiar las letras o las palabras en una caja de arena es un ejemplo. Los “Etch-a-sketches” también lo son. Los padres también pueden usar los sonidos del medio ambiente para desarrollar la alfabetización. Si usted puede escuchar algo, usted puede escribirlo. También haga que el niño cuente sus propias historias. Conviértalos en autores para que empiecen a entender los diferentes aspectos de la narración.

La cosa más importante cuando los niños aprenden la alfabetización es convertirnos en sus primeros modelos. Si los padres constantemente leen y escriben cartas a familiares o amigos, los niños empezarán a copiar ese comportamiento. Harán lo que los padres hacen. Es también importante hacer que la lectura sea divertida y no una tarea. Evite que se convierta en una rutina. Por ejemplo, no les haga escribir la letra “M” quince veces, una detrás de otra, si usted quiere que ellos aprendan la letra.

Los pediatras le dirán que los niños se desarrollan a su propio ritmo. Sin embargo, si a la edad de tres años su niño no está hablando o escuchando bien, entonces usted debe hacer algo. A veces los padres son parte de la causa de las demoras en el habla y el lenguaje. Tratan al niño como un bebé y responden todo por él en vez de dejarlo que se exprese por sí mismo. Por el contrario, ayude al niño a hablar y a escuchar.

Magaly Lavadenz, Ph.D.
Especialista en alfabetización
Fuente: http://www.losninosensucasa.org/question_detail.php?id=316

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.