Vacaciones de los niños y las niñas. Dra. María Ester Flores Sandoval

El tiempo de vacaciones es para descansar el cuerpo y la mente de las actividades que se han venido haciendo en el proceso académico y escolar en general de los niños y niñas.

Por eso es recomendable no estudiar, ni repasar, ni culparlos si las cosas van mal. Lo ideal es dejar la mente en blanco y proponerles de forma amorosa y llena de confianza que ahora es un recreo familiar y darles la seguridad que el próximo periodo será mejor y que lo bello es dar el máximo esfuerzo para alcanzar las metas.

 

Problema

Los niños sienten que la familia entera se frustra si salieron mal en las notas y no disfrutaran por culpa de ellos.

Cuando la familia no saca un ratito para divertirse.

Cuando en la familia se grita mucho en tiempo de clases y tareas y además lo prolonga en vacaciones.

Cuando no los dejan salir en vacaciones.

 

Solución

Lo importante es hablarles de que los errores se pueden enmendar y que siempre hay una segunda oportunidad para lograr el éxito.

Que el tiempo familiar y las vacaciones serán para descansar y meditar sobre las nuevas estrategias que se pondrán en práctica en los siguientes meses de clases hasta terminar el año lectivo.

Hacer una pausa es necesario para que todos se relajen, si diviertan y las energías de estrés salgan del cuerpo y la mente.

Por eso es recomendable correr, jugar, bailar. Salir al aire libre, tomar sol y sobre todo demostrarle a los hijos que sí se puede ser feliz a pesar de la adversidad escolar o laboral de la familia.

Los gritos, desesperos, carreras y castigos llenan de frustración a todos los miembros de la familia.

Las vacaciones son para apaciguar esas conductas y aprender a solucionar conflictos a través de otros diálogos y otros juegos que pueden inventar.

Esto elimina las defensas psicológicas y favorece la creatividad familiar y el amor.

El tiempo libre de los niños es vital para socializar y aprender a fortalecer lazos de amistad así como independencia.

Por eso es vital dejarlos salir a jugar con sus amiguitos o bien llevarlos a su casa. Lo mismo si son adolescentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.